El porqué de Gary Louris

Cuando te has dedicado a la música tanto tiempo es difícil hacer algo distinto. Los músicos siempre queremos hacer otra: producir grupos, componer música para películas o para anuncios… Pero esas ofertas ya no existen o ya no se pagan como antes. Y no son necesariamente tan gratificantes. Al cabo de los años te encuentras con tipos que se dedican a estos otros trabajos y que darían su brazo derecho para poder hacer lo que yo hago. Conozco a muchas personas de Nashville con las que he coescrito canciones. Me dan CDs con sus propias interpretaciones, CDs que no funcionaron y que les obligaron a ser sólo compositores. Y me dicen: ¡Qué afortunado eres! ¿Cómo lo conseguiste? Se cambiarían por mí ahora mismo. La hierba siempre crece más verde en el jardín del vecino.

Ser músico es un trabajo duro. Debes abandonar muchas cosas: abandonas a tus amigos, abandonas la posibilidad de tener un perro, renuncias al carnet de socio del gimnasio… Yo dejo tantas cosas en el camino que cuando vuelvo a Minneapolis me siento descolocado porque ya no conozco a nadie. No paso suficiente tiempo en casa para cultivar este tipo de cosas. Y por eso mucha gente prefiere seguir en la carretera: porque la sienten más como un hogar.

Yo mismo creo, en este punto de mi vida, que continuaré viajando y ganándome la vida así durante el resto de mi vida. Ya sea tocando en solitario para 30 personas o tocando con The Jayhawks para 1.500. Ya me he montado la vida así pero, créeme, todo músico, a menos que seas Bob Dylan o alguien de ese nivel, se ha preguntado en algún momento: ¿qué más podría hacer con mi vida llegado a este punto? Yo mismo me lo he preguntado y… cualquier opción acaba volviendo a la música. (Septiembre de 2012)

Gary Louris es cantante, guitarrista, compositor y colíder del grupo de rock americano The Jayhawks.