El porqué de Stuart Staples

No conozco a nadie que crea haber nacido para ser músico. O, por lo menos, no pienso en mí como una persona nacida para ser músico. Creo que sí tengo cierta necesidad de hacer cosas. Y que mis orígenes y fascinación por la música, especialmente por la música pop, me empujaron en esa dirección. Podría haber sido más fácil tomar otro camino, pero desde muy joven prendió en mí esa llama. Los personajes que me inspiraron cuando era niño lo hicieron de una forma muy potente.

Si has nacido y crecido en Gran Bretaña la música pop está a tu alrededor a todas horas. Te ves constantemente inspirado por personajes extraños que salen en la radio y la televisión. Recuerdo muchísimos momentos de estar sentado y sentirme fascinado y confundido por la música y por los músicos. Por ejemplo, oír el ‘Revolver’ (de los Beatles). O ver a Bryan Ferry por televisión y sentirme totalmente confuso.

Cosas como estas son las que te abren la mente cuando eres un crío. De hecho, sin fascinación y confusión estás muerto como músico. Para mí la música es una lucha constante en esa dirección. Ahora que soy mayor entiendo que lo que buscaba entonces con la música era una vía de expresión, pero de joven no entiendes por qué has tomado esta decisión subconsciente.

Yo veo el hecho de componer canciones como si un sentimiento muy poderoso fuese a tu encuentro y te paralizase de modo que no pudieses pensar en nada más. Las ideas te encuentran y crean en ti una necesidad de explorarlas. Y me temo que si no intentase seguir esa llamada me volvería loco. Supongo que si Tindersticks llevamos tanto tiempo en activo es porque esas ideas siguen apareciéndose ante nosotros. Es esa idea excitante que podría tomar forma de canción lo que nos hace seguir en ello.

Con la edad tus objetivos se hacen más definidos y al mismo tiempo son más esquivos. Pero, al final, todo se reduce a acercarte lo máximo posible a aquel sentimiento inicial, a aquel momento de inspiración que te hace recibir una idea para una canción. Se trata de eliminar todos los artificios necesarios para capturar aquel sentimiento en una pieza musical. (Febrero de 2009 y 2012)

El inglés Stuart Staples es cantante del grupo Tindersticks.