El porqué de Antonio Luque

Me flipaba escuchar música. No podía parar. Era una cosa… Cogía un disco y lo machacaba, de manera que terminaba escuchándolo casi por pistas. Antes de saber tocar ningún instrumento ya sabía lo que hacía cada uno en ese disco: los podía tararear. El ‘Psychocandy’ (de The Jesus And Mary Chain), ‘The head on the door’, ‘The top’ y otros de los Cure, los de The Chameleons, The Church… ¡Los buenos! Más bien siniestrillos… Por eso al principio Chinarro era tan siniestro.

Entonces pensé: ¿por qué no lo hago yo? Escuchaba tanto los discos que ya los sabía desmontar por piezas. Y entonces es como el que sabe desmontar los juguetes: luego ya los sabes montar. Un día en clase alguien pasó un folleto de guitarras eléctricas; Ibanez, creo. ¡Ese tuvo la culpa! De pronto, se me antojó una. Pero como al que se le antoja un monopatín, una moto o algo así… Empecé a ahorrar, me compré una, convencí a un colega para que se comprara el bajo y montamos el grupo en clase. (Marzo de 2012)

El sevillano Antonio Luque publica sus discos con el pseudónimo Sr. Chinarro.