El porqué de Devendra Banhart

Yo sé hacer muchísimas cosas. Puedo hacer lattes, capuchinos, mocaccinos, caramel machiatto… Los conozco todos y soy un barrista excepcional. Y esa es, en verdad, la única cosa que sé hacer bien. También puedo poner… este… que si latas de Pepsi, leche… Los sé poner en bolsas en el supermercado. Soy muy bueno en eso. Y… bueno… En verdad, eso es todo lo que puedo hacer La música la hago como un hobby. Vivo así. Tengo mi solicitud de Starbucks aquí en el bolsillo y cada minuto pienso que se la voy a entregar y voy a rogarles si por favor me dejan regresar.

Pero, ¿por qué toco música? Bueno… Porque no la sé tocar. Porque todavía es un misterio completo. Igual como las mujeres. Son los misterios divinos. Horrorosos y divinos, ¿no? (Noviembre de 2007)

Dos años después volví a preguntárselo y…

Hago música porque me gusta manipular mi corazón y destruir mi mente. Y fruta. Me encanta comer fruta. Coco, más que nada. Agua de coco, por supuesto.

¿Qué tiene que ver el coco con la música? ¡Tiene que ver todo! ¡Y con la espiritualidad y la profundidad de un creador! Todo tiene que ver con las canciones. La pregunta siempre es: ¿cómo te puedo ayudar? Eso es lo que te pregunta el dependiente de un McDonalds. Tiene que ver con la exploración, cuando el mundo de dentro y el de fuera se encuentran”. (Diciembre de 2009)

El cantautor tejano Devendra Banhart es uno de los pilares del weird folk.