El porqué de Lucinda Williams

No me lo pregunto mucho, la verdad. En caso de preguntarme algo así más bien es: ¿qué habría sido de mí si hubiese estudiado algo más en la universidad? o ¿qué habría sido de mi vida si me hubiese dedicado a la antropología cultural? Mi interés en esta disciplina surgió porque no me apetecía nada estudiar música, así que pensé en escoger como rama principal la antropología cultural. Supongo que aquella decisión estuvo marcada por el hecho de haber viajado a tantos países desde muy pequeña y sentir curiosidad por distintas culturas. Una vez comenté todo esto con una persona y me dijo que, en cierto modo, mi trayectoria como cantante tiene algo de antropología musical.

Pero llevo tanto tiempo tocando que ya ni me pregunto por qué lo hago. El proceso artístico es algo muy necesario para mí. Es algo que me ha permitido aprender y evolucionar como ser humano. Me ha ayudado a enfrentarme a las cosas, a procesarlas. Y eso es de lo que se supone que trata el arte en primer lugar. El arte es expresión personal, así que no sé qué haría si no tuviese esto. Quizás… no sé… tendría que ir a un terapeuta o a un sanatorio. (Mayo de 2013)

Desde finales de los años 70, la estadounidense Lucinda Williams remueve el rock de raíz americana con sus apasionadas canciones.