El porqué de Julien Temple

En el Londres de 1965 yo tenía 11 años y era un gran momento para la música: estaban los Kinks, los Rolling Stones, los Small Faces… Un chico de mi edad podía ver el mundo de una forma distinta a la que te enseñaban en la escuela o los padres. La música te daba una forma de pensar por ti mismo. Siempre me ha obsesionado mucho el poder de la música de Londres para comunicar. Me intrigaba descubrir que cada semana se publicaba una canción que hablaba de mí. Y, más adelante, con el punk, volví a percibir que la música hablaba al público de una forma muy directa.

Supongo que influyó la edad en el hecho de convertirme en músico. Si hubiese nacido sólo dos años más tarde ya me hubiese interesado estar en grupos de punk, pero era un poco mayor cuando surgió el punk. Yo crecí en una época un poco extraña. No pertenecí a la generación hippy ni a la generación punk. Aun así, como muchos chicos de mi edad, también intenté ser músico y tuve mi banda. Nos llamábamos The Bombers, en honor al IRA. Yo tocaba el saxo. Tocaba el saxo y salía sangre de dentro de él. Estaba obsesionado con John Coltrane, pero ya sabía que nunca sería tan bueno como él. En fin, que no era demasiado bueno… Y lo dejé pronto. (Noviembre de 2012)

El londinense Julien Temple es cineasta y director de videoclips.