El porqué de Juan Aceña

Se me cruzó un poco en el camino. Aquí nos gustaban mucho los grupos punkies y el metal. Te gusta la música, quieres estar en un grupo y…

Sigo pensando que no sé cantar, pero tenía mis ideas, cosas dentro que quería sacar y, bueno, es una necesidad de expresarte que te sale de dentro. Es algo que te da vida y es una necesidad. Otros salen a hacer footing.

A mí la injusticia y toda la desigualdad que existe en este puto mundo es lo que más asco y rabia me da. Y a la hora de escribir (para el grupo) lo que me pide el cuerpo es reivindicar, criticar, desahogarme y dar mi punto de vista sobre cosas que no me parece que funcionen bien. También, la música que yo escuchaba por esa época era de esta onda: grupos de punk-rock o de rock radical vasco. Me molaban esas canciones que tenían un mensaje, que no hablaban de tonterías ni de dragones y mazmorras.

Hay que tener una conciencia política de donde estamos. Yo sé dónde estoy y con quién estoy. Por un lado, hay los que nos quieren cortar nuestros derechos, los que nos quieren quitar el trabajo, los que nos quieren esclavizar, los que nos quieren impedir hablar. Y luego hay los que tenemos que pelear para que esto no pase. Y, bueno, yo estoy en el lado de los de abajo. Esto, al final, es una guerra de clases. Y ellos ahora mismo la están ganando.

Pero la música para mí no es un arma. Un arma es un kalashnikov. La música es una manera de expresarte, de comunicar, pero no creo que haciendo música vayan a cambiar demasiadas cosas. Puedes concienciar a gente. A mí me pasó. Yo oí letras de La Polla Records y me dije: ‘Este tío sabe lo que dice’. Me hizo ver el mundo de otra manera. Pero luchar, se lucha en la calle y de otra manera. La música, al final, es simplemente algo que nos hace llevar mejor la puta vida que nos toca vivir. (Enero, de 2013)

Juan Aceña es cantante y letrista del grupo vasco Soziedad Alkohólika.