El porqué de Andy McCluskey

El 24 de junio había yo cumplido los 16 años, así que ese día (11 de septiembre de 1975) sólo tenía 16 años y un par de meses. Fui solo al concierto porque no conocía a nadie a quien le gustasen. Kraftwerk sólo habían tenido un éxito, ‘Autobahn’, y sólo por esa canción me había enganchado al grupo.

Aquello sucedió antes de empezar a tocar con Paul (Humphreys). Yo acababa de comprarme un bajo y estaba interesado en la música, pero fue entonces cuando decidí que quería hacer ‘el futuro’. Hay que tener en cuenta que hablo de 1975. Todo el mundo iba con pelo largo y pantalones de campana. Había solos de guitarra y todos los jodidos clichés del rock. Y esos tipos salieron con traje y corbata, el pelo corto… Dos de ellos tocaban unos aparatos extrañísimos llenos de cables y conectores. Yo me preguntaba: ‘¿¡Qué demonios es esto!? ¡No lo sé pero me encanta! ¡Quiero ser parte de ello! ¡Esto es el futuro! ¡¡Esto es el futuro!!’. Aquel concierto cambió mi vida por completo.

Recuerdo que estaban construyendo la nueva línea de metro en Liverpool y no pude ir directo en tren hasta el teatro sino que tuve que bajarme antes y coger un autobús. De hecho, una cosa que recuerdo claramente y que Wolfgang Flür no recuerda bien (en el documental “Synth Britannia”) es que yo no fui al camerino a saludarlos. No conocí a Kraftwerk en persona hasta 1981; de haberlos visto aquel día lo recordaría porque hubiese sido como conocer a Dios. Aquel Andy McCluskey de 16 años no entró en el camerino de Kraftwerk y gritó: ‘¡Voy a tirar las guitarras y me voy a comprar un sintetizador!’. Lo pensé, pero no fui a decírselo. Desgraciadamente, tuve que salir corriendo del concierto para coger el autobús y llegar a tiempo a la estación de tren. (Octubre de 2010)

Andy McCluskey es el cantante, bajista y fundador del grupo de Liverpool OMD (Orchestral Manouvers in the Dark).