El porqué de Jeffrey Lewis

No es algo que considere mi oficio principal. No es lo que hago en cuanto me levanto por la mañana. Siempre he considerado que debía dedicar mi tiempo a los cómics y las canciones han ido creciendo porque es lo que hacía cuando me distraía de dibujar. En este sentido, no me preocuparía dejar de tocar o componer canciones. Es parte de lo que hago, pero no ocupa más parte de lo que soy que el arte y los cómics. Podría dejar la música y mantener intacta mi identidad.

Obviamente, ir de gira es una forma estupenda de vender cómics; igual que para los músicos es ideal para vender CDs. Estar en persona en una ciudad, presentando tu arte y tu música, es el mejor modo de conectar con la gente. Muchos dibujantes de cómic no tienen esta oportunidad, ya que ir de gira sólo es habitual en la música. Me siento muy afortunado al poder salir de gira con mi música, poder llevarme cómics y poder enseñarlos a la gente. Especialmente, porque no se distribuyen fuera de Estados Unidos. Los conciertos, además de internet, son la única manera que tiene mucha gente de ver mis cómics.

(…) La cultura y los medios de comunicación construyen la perspectiva desde la cual vemos cómo es el mundo. Y un artista también configura esa realidad. En Estados Unidos nunca verás una película o un programa de televisión sobre los sindicatos. Nadie explica porqué tenemos una jornada laboral de ocho horas, pero hubo gente que luchó durante años por eso. Muchos murieron para establecer una jornada laboral que no fuese de diez o doce horas. ¡Es una historia dramática y fascinante! Podría escribir una canción sobre ello. O dibujar un cómic. Y sería un tipo de entretenimiento muy poderoso. Sin embargo, es un tipo de cultura que la gente no está recibiendo. La cultura tiene un gran poder para configurar el mundo y cuanto más poder tienes como artista más puedes cambiar la realidad que te rodea. Por eso creo que la gente se enfadó tanto cuando Bob Dylan decidió convertirse en artista abstracto. Tenía tanto poder que si hubiese dicho “salid a la calle y quemad vuestra carta de reclutamiento” quizá millones de personas lo hubiesen hecho. Un artista tiene el poder de crear un clima social sólo transmitiendo información. No tiene por qué hacerlo, pero posee esa habilidad. (Octubre de 2011)

El dibujante de cómics y cantautor Jeffrey Lewis lidera el grupo neoyorquino de anti-folk Jeffrey Lewis + The Junkyard.