El porqué de Ángel Molina

¿La gente tiene respuesta a eso? Yo no la tengo. Y es algo que me he preguntado muchas veces: ¿por qué me he dedicado a la música?

A mí me atrae desde jovencito. Yo gastaba más tiempo casi escuchando música que relacionándome con mis amigos. Cuando descubrí un poco lo que significaba el trabajo del discjockey me atrajo de una manera enfermiza, pero no sabría explicar por qué. La atracción que siento por la música y el interés que me despierta es fuerte, pero no puedo dar una explicación del tipo: ‘Quiero transmitir algo al público porque me siento capacitado para ello’.

Supongo que tiene que haber algún proceso de identificación. Yo, al ver lo que Raúl Orellana hacía en Studio 54 con tres platos, empecé a imitarlo en casa. Hablo de antes, incluso, de tener unos platos profesionales. Aquella es la primera visión que tuve en el mundo de la música. Y cuando vi a un discjockey detrás de tres platos fue cuando supe qué quería hacer. Iba de farra y mientras todos mis amigos estaban ligando y bebiendo yo estaba observando desde el palco de arriba cómo trabajaba Raúl. (Junio 2007)

El barcelonés Ángel Molina es discjockey desde 1991.