El porqué de Kiko Veneno

¡Hago música porque me hace feliz! Y porque, al hacerme feliz a mí, también hace feliz a la gente. Cuando uno está feliz tiene más capacidad de hacer feliz a la gente. Y cuando te estás expresando tienes más capacidad de captar lo que la gente está expresando y hasta lo que no es capaz de expresar. Nosotros, los músicos, somos un poco médium en el sentido de que removemos el interior para que la gente se lance. La gente tiene una capacidad de expresión extraordinaria. Nosotros la desarrollamos más porque somos profesionales de eso, pero todo el mundo tiene esa capacidad.

Yo tengo una habilidad que es escribir lo que capturo en el aire, pero yo cojo lo que hay. Yo me valgo del material común. ¡Yo no tengo nada que explicar! ¡Yo lo que explico es lo de todo el mundo! Yo pillo del montón, como se hace en el juego del palé. Pero, en lugar de ser como el de la banca, que es un hijo de puta y pilla del montón para esclavizar, endeudar y hacer sentir culpable a la gente, yo pillo del montón y lo devuelvo agrandao: para que la gente sienta que eso es suyo también. O sea, todo lo contrario que los bancos. El procedimiento de los músicos es completamente opuesto al procedimiento bancario. (Octubre de 2012)

Kiko Veneno compone cantecitos populares desde 1977.