El porqué de Richard Hawley

Es sería como preguntarme por qué decidí respirar. Cuando era niño, mi padre tocaba, mi tío también tocaba, mi abuelo también tocaba… ¡Hasta el gato tocaba algún instrumento! Todos en casa eran músicos y la casa siempre estaba llena de músicos. Para mí, fue un destino obvio y natural. De hecho, no recuerdo no hacer música.

Supongo que el único elemento de rebeldía que yo planteé fue el tipo de música que me gustaba. Al principio prefería un tipo de música un poco alejado de lo habitual, pero la verdad es que mi padre también tenía bastante buen gusto.

Lo que me sigue desconcertando de la música es el hecho de crear algo de la nada. Eso siempre me sorprende: antes había silencio y ahora hay ruido. Y, con un poco de suerte, ese ruido es bonito. Eso es algo que me satisface mucho y cuando has acabado de componer una canción y escuchas el resultado sólo puedes decir: “¡Whaaau! Hace unos días eso no existía”. Es fascinante. (Octubre de 2007)

Antes de consolidar su carrera como solista, el británico Richard Hawley formó parte de The Longpigs y Pulp.