El porqué de Sonny Smith

Cuando era un niño mis tíos me regalaron un disco de Pink Floyd, The dark side of the moon, y una pelota de trapo. Me dieron el pack hippy, sí. Aquel disco era muy misterioso. Lo tenía en mi habitación y me lo miré durante mucho tiempo. Intenté poner la pelota de trapo en el giradiscos, pero no funcionaba; yo de niño era muy atontado… Tiempo después recibí clases de piano durante unos años, pero nunca escuché aquel disco de Pink Floyd. Se quedó perdido en algún lugar. No supe qué hacer con él.

Pero, ¿por qué hago música? No lo sé. Es un poco como preguntar por qué las cebras tienen rallas: las tienen y punto. Es algo que no puedes evitar hacer sin ni siquiera pensar en ello. No es algo consciente. Durante algunas épocas intenté no ser músico y no funcionó. A mí siempre me sorprende cuando me encuentro con alguien y me explica que tiempo atrás fue músico. Yo respondo: “¿De verdad? No sabía que era algo que puedes conectar y desconectar como un fusible”. La mayoría de gente que toca música lo hace de una forma natural, orgánica. No es una decisión que tomas, como matricularte en la facultad de medicina. Los que son músicos no pueden evitar serlo. Es como los cómicos que siempre explican chistes. ¿Cómo decides ser un cómico? No sé. Seguramente de niño ya eras el más gracioso de la clase, el que explicaba los chistes. No es algo que decidas a los 30 años en plan ‘voy a hacerme cómico para ganar algo de dinero’. (Enero de 2012)

Sonny Smith es el líder del grupo californiano Sonny & the Sunsets… y de unos cuantos más.