El porqué de Questlove

Mi inspiración para hacer música proviene de haber nacido en una familia musical. No tuve otra opción. Mi padre era cantante de oldies de doo wop. Mi madre cantaba con mi padre. Y mi hermana era también una amante de la música. Cuando yo llegué a la Tierra, un consumidor normal tenía unos 70 discos en casa y un fanático de la música tenía unos 300. Yo me crié en una casa en la que había 5.000 discos. Mis padres no me dejaban ver demasiado la televisión, así que esos discos fueron mi refugio. Me ponía los auriculares de mi padre, cerraba los ojos y dejaba volar mi imaginación.

Cuando ya había aprendí a tocar, un día mi padre tenía un concierto en el Radio City Music Hall y su batería quedó retenido en un atasco de tráfico. Creo que calculó mal la distancia que había desde donde él estaba hasta Nueva York. Mi padre me dijo: ‘Tú conoces el espectáculo, así que coge las baquetas’. Con 12 años respaldé a mi padre por primera vez en el Radio City Music Hall. Y tras ese día, me contrató. Con el tiempo me convertiría en el líder de su grupo, pero con 13 años ya era el responsable de la banda de mi padre: me encargaba de que los músicos tocasen los acordes adecuados, de que ensayasen… Hice eso hasta… ¡Esta es buena! El último concierto con mi padre fue en octubre de 1994 en el Madison Square Garden y al día siguiente tomé un avión con destino a Barcelona, donde iniciamos la primera gira europea de The Roots.

Creo que he cerrado el círculo porque ahora busco y colecciono música de mi infancia. Me recreo en esa música quizá buscando volver a aquella infancia. La música me calma y me mantiene en paz. Es algo terapéutico. Soy consciente del poder que tengo y del poder que tiene la música que pincho o produzco, pero al final… ¡Ni siquiera me he casado todavía! Si mi novia actual sigue conmigo va a ser un milagro. He estado en muchas situaciones en las que me han dicho: ‘O la música o yo’. Y es literalmente así. La música ha sido un problema constante en mi vida personal. Es bien raro eso de entregar tu vida a algo que ni siquiera puedes ver. Para mí, la música es un gran acto de fe. (Mayo de 2012)

Ahmir ‘Questlove’ Thompson es el batería del grupo de Filadelfia The Roots.