El porqué de Marc Almond

Me llevaría más de una hora explicarlo. Es la verdadera razón por la que vivo. Es lo que justifica todas las cosas que hago a lo largo del día. En especial, las cosas que amo. Es un tema sobre el que ni siquiera pienso porque forma parte de mi vida de una forma tan intensa que es intrínseco. Hay muchas razones por las que hacer música. Desde el mismo desafío y obsesión por hacerla hasta el hecho de poder ganarte la vida con ello. No puedo dar sólo una.

Me ha gustado la música desde que era niño. Ya miraba programas en la televisión desde muy pequeño y conforme iba creciendo empecé a tener la sensación de que yo podría ser bueno en este campo. Fui como una pequeña flor que iba abriendo poco a poco. Si en la clase alguien me lo pedía yo me levantaba y me ponía a cantar. Formé parte del coro, estuve en un grupo en el principio de mi adolescencia… La música siempre ha formado parte importante de mi vida. De hecho, sin música no habría razón para vivir. Ha sido el centro de mi vida durante toda mi vida.

Y creo que obtengo más recompensa de la música ahora porque he aprendido tanto a lo largo de los años y he vivido tantas experiencias en el momento de grabar discos o actuar en directo que he podido desarrollarme más en todos los sentidos. Conforme envejezco soy capaz de hacer las cosas que quiero y cuando quiero. Ya no siento que deba ser guiado o dirigido como cuando era de joven. Me gusta colaborar y escuchar la opinión de otros músicos para recibir sus críticas y reconsiderar mis ideas, pero he llegado a un punto en que he aprendido tanto y he adquirido tal experiencia que hacer música me aporta más alegría y placer que nunca. Ya no tengo que ser una estrella del pop ni comportarme como tal. Ya no tengo que prestarme a ser manipulado por una compañía de discos para hacer discos de pop. Si quiero hacer un disco pop lo hago y si no no. Tomo mis propias decisiones. (Marzo de 2008)

El cantante inglés Marc Almond fundó en 1978 el dúo Soft Cell y después ha desarrollado una heroica carrera a su nombre.