El porqué de Seun Kuti

Yo no me metí en la música para conocer chicas. Me crié con mi padre en (la república/comuna de) Kalakuta y allí había chicas por todas partes. He crecido rodeado de mujeres, así que no tenía que salir de casa para buscarlas. ¡A los nueve años yo ya era un experto en pechos! Y tampoco me hice músico para viajar. Mi padre nos llevaba a todos de gira por el mundo, así que desde muy niño ya conocí países.

Con ocho años ya estaba metido en la música, pero también era el capitán del equipo de fútbol de mi escuela. Yo era muy bueno, entonces. Tanto, que pensaba que quizás podría dedicarme al fútbol. Pero cuando mi padre murió comprendí que mi deber era seguir su labor con el grupo Egypt 80 y el fútbol quedó aparcado.

Yo quiero hacer música para lograr un cambio. Pero no un cambio al estilo de Barack Obama, que sólo es un cambio de color: de presidente blanco a presidente negro. Yo hago música porque quiero un cambio real en África. Primero en África y luego en el mundo.

El afrobeat no es sólo música para escuchar. Se creó con un mensaje, así que con la música viene todo un movimiento cultural, político, social… Cualquiera puede ser artista de hip-hop, de blues o de jazz, pero para ser un artista de afrobeat debes creer que puedes cambiar la vida de la gente. Y has de sacrificar tu posible éxito comercial para incluir mensajes con sustancia en tu música. No puedes cantar que quieres que África sea libre y al día siguiente ir a cenar con políticos o instalarte a vivir en Londres. (Junio de 2011)

El cantante y saxofonista Seun Kuti es el hijo menor del nigeriano Fela Kuti, padre del sonido afrobeat.